¿Realmente me desconecto?

Nuestra mente trabaja a mil por hora, los pensamientos fluyen como una marejada fuerte. Son un tsunami si los dejamos desbordar sin control. Fluyen a través de la mente a una velocidad casi imposible de detener, van constantemente uno tras otro y otro interrumpiendo en la mente, con o sin sentido. Van de una idea…

Heridas abiertas

Hay ocasiones en las que pensamos que todo esta bien, que ya hemos superado tanto que ya no queda nada que superar.  Lo que no nos damos cuenta es que realmente estamos dejando oculta una parte de nosotros, una parte que no queremos afrontar porque es mejor pensar que todo esta bien.  Y sentirse cómodo…